Más de 35 mil hogares siguen aislados de supermercados y almacenes

El Mercurio/ 18 de Octubre de 2019/Análisis de Mapcity, a un mes de desatada la crisis social: Las zonas más afectadas se concentran en el sur y el poniente de la capital, en comunas como La Florida, Maipú y Puente Alto. En esta última, tres estaciones del tren volverán a abrir hoy.

Supermercados cerrados, e incluso almacenes en la misma condición, es un escenario que los que habitantes de distintas comunas de Santiago siguen enfrentando a un mes de iniciada la crisis social.

A lo anterior se suma la falta de acceso al metro, ya que todavía son varias las estaciones que siguen cerradas.

Un análisis de Mapcity, con datos recogidos hasta el jueves, reveló que en la Región Metropolitana hay más de 35 mil hogares que están en esta condición, lo que obliga a las personas a recorrer grandes distancias para acceder a estos servicios.

Según el informe, estas zonas se concentran principalmente en comunas del sur y el poniente de Santiago, como Puente Alto, La Florida, Maipú, Pudahuel y Lo Prado.

En Puente Alto están los sectores que contemplan una mayor afectación, según el reporte. De hecho, los habitantes de 2.203 hogares tienen que recorrer hasta 13,5 kilómetros para llegar a una estación de metro operativa, como Vicente Valdés, ubicada en la comuna de La Florida.

En cuanto a los supermercados, los habitantes del sector sur de Santiago y del norte de Pedro Aguirre Cerda deben recorrer casi 2 kilómetros para llegar a un supermercado o almacén. En San Joaquín, San Ramón y La Granja, casi 4 mil hogares están a 1,7 kilómetros de un recinto para comprar mercadería.

Nelson Betancourt, gerente de Estudios de Mapcity, afirma que en esos territorios ‘hay una menor oferta y, adicionalmente, un mayor nivel de vandalismo y cierre de los servicios, por lo que la población se ve mayormente afectada’.

Con todo, hace el contrapunto con comunas como Providencia e incluso Santiago, que también han sido foco de manifestaciones y destrozos. ‘Dada la alta oferta que tienen, (los vecinos) no necesariamente se ven tan afectados por los cierres. En el centro, por ejemplo, hay supermercados que están atendiendo menos horas, pero continúan operativos’.

En tanto, comunas como La Pintana, por ejemplo, donde los únicos dos supermercados con los que contaban fueron incendiados, no aparecen mencionadas en el reporte. La razón, según Betancourt, es que ‘lo que puede pasar en esas zonas es que si bien quemaron los supermercados, hay tanto comercio de barrio que esto de alguna manera suple la ausencia de establecimientos más grandes’.

Más vulnerables, más afectados

Alejandra Rasse, investigadora de dinámicas socioespaciales del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable de la UC, advierte que al dejar de tener cerca locales como supermercados, las personas se ven obligadas a hacer una serie de esfuerzos adicionales que impactan en la economía del hogar.

‘La gente desarrolla una serie de estrategias que les implican costos en tiempo y dinero, porque es muy habitual que las familias de bajos ingresos compren el alimento con las tarjetas de crédito. Ahora necesitan dinero en efectivo para comprar, por ejemplo, en el negocio del barrio’, explica.

La investigadora también apunta que en varios de los sectores que identifica el estudio, gran parte de la población no tiene automóvil, dificultando aún más el panorama para los vecinos. ‘Allí se juntan dos cosas: una posibilidad aun más restringida de moverse y una oferta que está muy alejada’.

Rasse destaca lo que esto significa para la población con dificultades de desplazamiento, como adultos mayores o personas con movilidad reducida: ‘Hay gente que se está quedando en sus casas y se les está generando un deterioro de su calidad de vida. Ellos no tienen la posibilidad de decir ‘me subo a la micro, aunque esté más llena o camino cinco cuadras más».

Germán Codina, alcalde de Puente Alto, reconoce que se ha generado una situación complicada para los vecinos, por lo que el municipio implementó buses de acercamiento y el ‘Almacén Solidario Móvil’, que coordinó el transporte de mercadería para los almaceneros de los barrios.

El edil ve con esperanza la apertura, programada para hoy, de tres estaciones de la Línea 4 en la comuna, en particular la de Plaza de Puente Alto.

‘Nuestros buses no tenían la capacidad para transportar las 140 mil personas que llevaba el metro a diario y era insostenible para el municipio seguir financiándolos’, dice.

FUENTE: EL MERCURIO