Mientras más gente use bicicletas, los conductores serán más conscientes

Radio ADN/ Ciudadano ADN/ viernes 26 de abril/ Las bicicletas se trasladaron a la calle y los scooters llegaron a la vereda. Esa es la realidad que se vive en algunas comunas de Santiago y el profesor asistente del Departamento de Ingeniería  de Transporte y Logística de la Universidad CatólicaRicardo Hurtubia, conversó sobre ello.

Lo primero que destacó sobre el fenómeno de los scooters en el país es que «se concentran en un lugar de la ciudad, un lugar de alto ingreso y donde están los puntos de trabajos».

Además, agregó que «es importante mirar que pasa en estos lugares. Marcan precedentes para ver qué pasará en otros lados». De esta forma, se puede evaluar el éxito de esta nueva forma de transporte para llevarla a otras comunas y regiones.

Mientras que hay grupos que consideran que la inclusión de estos medios de transporte a la calle fue una mala idea, el experto señala que «la ley fue visionaria en ese sentido, porque no habla de bicicleta, habla de ciclos«. Esto significa que se incluye una serie de vehículos de dos ruedas, entre los que se suman también los scooters.

Inclusive, Hurtubia continúa destacando la legislación, aclarando que «introdujo un montón de cambios que van a favor de la bicicleta y que deberían facilitar la interacción y la dinámica que se da entre los peatones y los ciclos«.

Un ejemplo es que las bicicletas desde la ley antigua nunca han podido ir en la vereda. Esta nueva regulación les ofrece que «si las condiciones de la calzada son peligrosas, la ley te permite andar en la vereda a una velocidad que no ponga en peligro al peatón», explicó el profesor haciendo el alcance de que la rapidez para ir con los peatones no está definida.

Sin embargo, no cree que esto sea algo negativo, debido a que «cuando tú tienes más gente usando bicicletas, scooters o caminando en la ciudad, los automovilistas están más conscientes de su existencia. Por lo tanto, la tasa de accidentes por kilómetro recorrido por vehículos no motorizados disminuye cuando tienen más gente con ellos».

Finalmente, terminó la conversación manifestando que «yo siento que Santiago, hoy en día, es mucho más amable para andar en bicicleta que hace diez año atrás«.

Escucha la entrevista AQUÍ