Movilidad: uso de la bicicleta para disminuir riesgos de contagio por Coronavirus

Juan Antonio Carrasco, investigador principal de CEDEUS, e Ingeniero en Transportes docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción, conversó con Canal TVU acerca de la importancia de la movilidad y el transporte en el contagio por COVID-19.

Pensar en el transporte como una arista para la prevención del contagio de la pandemia del coronavirus, supone la necesidad de generar una nueva planificación de la ciudad, que en palabras de Carrasco “Si cambiamos las actividades, a propósito de la expansión del virus, cambia el transporte. En ese sentido hay un componente importante de la movilidad acerca de la pandemia del COVID-19 en Concepción”, detalló el investigador.

A propósito de la tardanza de las medidas tomadas por el Gobierno, el Colegio Médico de Chile ha llamado cerrar las ciudades y a cesar las actividades que se desarrollan en las ciudades, con el objetivo de reducir la curva de contagio. Una cifra dinámica, que está en constante actualización, y que según el MINSAL, se prevee el peak de la enfermedad en el país para finales de abril y principios de mayo. En cuanto el rol del transporte, el investigador de CEDEUS afirmó que se necesita repensar la planificación en el Gran Concepción y en Chile: “Vamos a tener que pensar un transporte público que permita menos densidad de personas, los horarios son muy importantes también, de qué manera vamos flexibilizando y cambiando nuestra ciudad de otra manera. Un poquito posterior del estallido social de octubre de 2019, nos dimos cuenta de que había vida después de las 5 de la tarde, que se podían cerrar los negocios más temprano, aunque es restringido, ya que algunos tienen esos privilegios y otros no los pueden administrar”.

En cuánto a qué modos de transporte son recomendables para la situación de pandemia de COVID-19 que afecta a Chile, Juan Antonio Carrasco afirma que el caminar a distancia de las demás personas y utilizar la bicicleta para movilizarse dentro de la ciudad, ayudan a reducir las posibilidades de contagio: “Creo que es súper importante cuestionarse de qué manera estamos viviendo, y de qué manera podemos cambiar ciertas cosas. Pensar en pactos sociales respecto a nuestros horarios, las horas son súper fundamentales en términos del transporte. Repensar dónde se están localizando las actividades, las fuentes de trabajo, versus donde viven las personas, la necesidad mayor de desplazarse más y de cuán dependientes nos hacemos de eso, cuáles son los horarios en que trabajamos, como diferimos, cuál es la flexibilidad asociada a los trabajos que podemos tener. Algunos podrán hacer teletrabajo, y otros lamentablemente no tienen esta opción”, enfatizó.

Finalmente, el investigador y especialista en movilidad y transportes, habló acerca de la movilidad del cuidado, que se refiere a los viajes que se realizan para cuidar de otros en la ciudad, y que también podrían ser de riesgo para posibles contagios de coronavirus: “También el cuidado, como por ejemplo cuidar a los hijos, llevarlos al colegio, llevar a los adultos mayores a los establecimientos de salud, ese tipo de actividades no las hemos pensado en nuestras ciudades, les damos muy poca importancia dentro de los viajes por trabajos y estudios. Pero es muy importante si es que nuestros adultos mayores pueden desplazarse de manera segura, si los niños o niñas pueden desplazarse en nuestros barrios, si pueden caminar, o si pudiesen ir al colegio solos y seguros. Estas crisis de salud pública nos permite cuestionarnos estas cosas”.

Revisa la entrevista completa en TVU.

Imagen fuente: Revista Qué pasa.