“Calles completas”: el modelo de Canadá e Italia que podría replicarse en las ciudades

El Mercurio/ 9 de septiembre 2020/ Documento del Cedeus UC propone que en Chile se habiliten más zonas así para peatones y otros usuarios.

Ya es notorio que la pandemia cambió radicalmente la vida, en especial en las zonas urbanas y altamente densificadas. En ese sentido, tanto expertos como autoridades han apuntado a la necesidad de adaptar las ciudades para aplicar medidas como el distanciamiento físico.

En esa línea, 09, las que están “diseñadas para la integra ción social, la seguridad y la salud de todas las personas: cami nantes, ciclistas, usuarios del transporte público, conductores y pasajeros de automóviles y otros vehículos”.

Y hay dos casos que se sugiere observar: Ontario, Canadá; y Milán, Italia. En el caso del país norteamericano, se han hecho intervenciones para una “dieta” vial que reduce el espacio de los autos. En Italia, en tanto, ejemplos son “Piazze aperte” (plazas abiertas) o “Strade aperte” (calles abiertas), que nacieron por la vuelta a la normalidad poscovid-19.

Lake Sagaris, investigadora del Cedeus y una de las autoras del documento, plantea que “el concepto tiene un significado muy potente en términos de equilibrio urbano, pero también de justicia social, porque quienes no tienen auto quieren Vivir con la misma calidad de vi da que quienes tienen”.

Apunta a que “ya hay ejemplos en el país, en zonas como Rancagua, que buscan hacer áreas urbanas más caminables”.

Sergio Baeriswyl, presidente del Centro Nacional de Desarrollo Urbano, afirma: “Hemos visto con buenos ojos el documento y como consejo estamos contratando un estudio que nos permita revisar la legislación internacional para ver cómo transferirlo a la reglamentación Chilena”.

Añade que con la crisis y “las medidas de urbanismo táctico se ha podido reconocer la virtud de tener espacios más peatonales (… ). Nos parece que va en la dirección correcta”.

El director de Arquitectura de la UC, Luis Eduardo Bresciani, comenta que el concepto” una solución que da respuesta a una demanda fundamental, y es que las calles son para todos y tienen que ser más seguras es pecialmente para los peaton y, al mismo tiempo, tienen que Manera de construiruna ciudad más justa y saludable”.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, dice que el trabajo con los gobiernos regionales y municipios para concretar acciones como el cierre de calles “ha permitido que el comercio abra cumpliendo exigencias de distanciamiento”, o intervenciones temporales de alto impacto, pero de bajo costo, han logrado “adaptarla ciudad a tiempo a un escenario inédito que nos demanda la pandemia”.

FUENTE: EL MERCURIO