Acceso y Movilidad

Esta línea estudia cómo el acceso de las personas a los espacios y servicios dentro de la ciudad impacta su calidad de vida, y de qué forma la movilidad y el espacio urbano se diseñan en función de sus necesidades y de una ciudad sustentable.

 

La investigación se vincula con dos escalas espaciales. A nivel metropolitano, se busca comprender y modelar las relaciones entre los sistemas de transporte, y el crecimiento de las ciudades con la idea de identificar estrategias para generar espacios urbanos que provean a las personas una buena calidad de vida, y una adecuada accesibilidad a sus actividades diarias. A nivel local, el foco está en concebir las principales arterias de tránsito como lugares de interacción social más allá de su función de movilidad.

 

Es necesario comprender la distribución espacial de los distintos modos de transporte, priorizando los peatones, promoviendo actividades urbanas e interacciones sociales en el ámbito del espacio público alrededor de calles completas o ejes de movilidad urbana. Ello  implica el diseño de infraestructura para cada modo, de manera de contribuir a la creación de un lugar para múltiples intercambios, y para una operación de transporte efectiva con un servicio adecuado a sus usuarios.

 

Esta línea de investigación también estudia las estructuras de gobernanza y planificación, así como procedimientos a escala local y metropolitana, que faciliten las necesarias mejoras a los sistemas urbanos de transporte y los espacios públicos de la ciudad.

 

Entorno Construido

Esta línea de investigación aborda las condiciones materiales y prácticas de las viviendas, así como la organización y distribución del espacio local (barrio) y su impacto y/o contribución al desarrollo de ciudades sustentables.

 

Se busca mejorar la habitabilidad y calidad de vida de las personas  a través de la incorporación de tecnologías y de estrategias de diseño que aseguren confort térmico, confort visual y calidad del aire interior con uso eficiente de la energía en los edificios, considerando la diversidad climática del país. Se aplican métodos de análisis para evaluar el impacto social y ambiental de las propuestas a lo largo del ciclo de vida de los edificios nuevos así como de los existentes.

 

En la escala local se trabaja en torno a la definición de indicadores barriales y en la evaluación de intervenciones gubernamentales, considerando, por ejemplo, el efecto de la recuperación participativa de espacios colectivos los que han probado ser esenciales en la cohesión e interacción social.

 

En la escala intermedia se desarrolla investigación en torno a la regeneración de áreas subutilizadas que pueden permitir crecimiento urbano sin mayor expansión, contribuyendo a acortar la brecha en el patrón de segregación de las ciudades chilenas. En esta escala se estudian las densidades sustentables que incorporan la diversidad y la accesibilidad para entender mejor el círculo pernicioso de la obsolescencia, el abandono y el deterioro social tan frecuente en las áreas céntricas de las ciudades metropolitanas. También se desarrolla investigación en espacios de movilidad en ciudades modernas, entendido como la relación entre transporte (privado, público o no-motorizado) con el desarrollo urbano.

Dinámicas socioespaciales

Esta línea de investigación estudia las transformaciones sociales y económicas metropolitanas y su impacto en el desarrollo sustentable de las ciudades chilenas.

 

La investigación se aborda desde una perspectiva multiescalar, considerando las distintas dinámicas que dan forma a los procesos contemporáneos en Chile. Para ello, se realiza un análisis en tres escalas, asumiendo que en su interacción se encuentra la clave para comprender la transformación urbana.

 

La primera de ellas es regional, y busca comprender cómo el contexto y actividades económicas transforman e inciden en el bienestar en la ciudad. Para ello, se identifican motores económicos, relaciones de poder, redes funcionales, flujos materiales y cambios sociales presentes en esta relación.

 

La segunda escala es la metropolitana, donde se indaga tanto en los factores que originan la estructura socio-espacial, como también, sus consecuencias en términos de dinámicas de inclusión y exclusión. En este sentido, se profundiza en cómo se ha afectado la equidad dentro de la ciudad.

 

La tercera escala es local, que se plantea a partir de la manera en que barrios vulnerables se relacionan con el Estado en términos de presencia, asistencia e intervenciones económicas y regulatorias. Se explora en esta arista el rol del Estado en mejorar la equidad urbana, cómo incide en las transformaciones socio-espaciales del barrio y de qué manera influye en la inversión privada a futuro.

Recursos críticos

Esta línea de investigación busca generar, difundir y transferir conocimiento asociado a los recursos críticos de los que depende el desarrollo urbano sustentable con énfasis en temas hídricos y de calidad ambiental.

 

El trabajo se centra en comprender y caracterizar la disponibilidad, variabilidad y vulnerabilidad de estos recursos, promover su uso y gestión inteligente, e identificar y evaluar interacciones con los componentes socio ambientales que afectan la sostenibilidad del desarrollo urbano (por ejemplo, interacción con aspectos de salud pública).

 

En particular, se busca integrar las escalas espaciales involucradas en el uso de estos recursos, desde la residencial hasta la cuenca, entendiendo a la ciudad como una entidad fuertemente vinculada con su contexto biogeoquímico.

 

Relevante a la acción de la línea es transitar desde la investigación básica a una enfocada en las necesidades de los stakeholders; donde la relación con otras disciplinas permite abordar mejor los temas referidos a la planificación y a la política pública. De esta manera, la agenda de investigación de Recursos Críticos busca generar conocimiento científico y tecnológico de frontera, con una componente marcada por la transdisciplina en sintonía con las necesidades actuales de la población.