¿Más infraestructura verde o no?: El plebiscito de San Pedro de la Paz sobre el futuro del humedal Los Batros

Eldesconcierto.cl/ 26 de Septiembre de 2019/ El próximo plebiscito es una oportunidad para redefinir una zonificación ya establecida en un plan regulador. Y es importante que las decisiones en el territorio, además de considerar evidencias científicas, se tomen en base a acuerdos y participación ciudadana. Las personas y su voz pueden dar forma lo que desde la ciencia se reconoce como solidaridad ecológica; por un lado, priorizar el reconocimiento de los espacios de biodiversidad y por otro, reconocer los beneficios que puede tener un ecosistema.

El próximo domingo 29 de septiembre la comuna de San Pedro de la Paz de la Región del Biobío se suma a la lista de municipios como Las Condes, Providencia y La Reina que han realizado su primer plebiscito comunal para convocar a la ciudadanía a decidir sobre el futuro de sus áreas verdes, en este caso de terrenos aledaños al Humedal Los Batros.

Los Batros es uno de los humedales más intervenidos en el Área Metropolitana de Concepción, incluso se ha construido un condominio sobre él y según un reciente estudio del Gobierno Regional del Biobío, en los últimos 10 años se ha perdido el 36% de su superficie. Poco ha importado que los humedales urbanos sean soluciones basadas en la naturaleza para incrementar el bienestar de la población con espacios para la recreación, que provean agua, servicio ecosistémico trascendental para la vida, y que sean una infraestructura verde clave para enfrentar posibles inundaciones.

Si bien el plebiscito no pregunta por el futuro del humedal Los Batros, que dependerá de instrumentos de protección como su posible Declaración de Santuario de la Naturaleza y de la aprobación de la Ley de Protección de Humedales Urbanos, la consulta ciudadana se pronuncia sobre terrenos colindantes que alguna vez fueron humedal y sobre la zonificación del Plan Regulador.  El plebiscito es muy importante en tanto reconoce la participación ciudadana como un mecanismo legítimo para definir el destino de la planificación urbana de la comuna, más allá de la voluntad del alcalde, del concejo municipal y de los conflictos sociopolíticos que puede generar priorizar unas u otras inversiones.

Sabemos que la planificación urbana en Chile y los planes reguladores comunales están en deuda con los espacios naturales y el área metropolitana de Concepción no es la excepción. Sobran los conflictos en humedales urbanos, áreas verdes o potenciales espacios públicos con inversiones inmobiliarias; conocido es el caso del centro comercial que podría instalarse en parte de los terrenos hoy en consulta.

Tradicionalmente se ha optado por construir y rellenar con escasa innovación y sustentabilidad, sin pensar en el valor del espacio verde público para la comunidad con el resultado de humedales completamente fragmentados, basurales y pérdida de áreas verdes para la población.  Es momento de pensar en inversiones para la restauración de humedales, techos verdes, espacios de amortiguación, captación de aguas lluvias y/o filtración de las mismas.

El próximo plebiscito es una oportunidad para redefinir una zonificación ya establecida en un plan regulador. Y es importante que las decisiones en el territorio, además de considerar evidencias científicas, se tomen en base a acuerdos y participación ciudadana. Las personas y su voz pueden dar forma lo que desde la ciencia se reconoce como solidaridad ecológica; por un lado, priorizar el reconocimiento de los espacios de biodiversidad y por otro, reconocer los beneficios que puede tener un ecosistema.

Los terrenos hoy en consulta están abandonados, pero tienen un excelente potencial como zonas bufferso de amortiguación a la urbanización más densa, si se los concibe como infraestructura verde, es decir como una red con espacios verdes o parques que conserve la riqueza de la naturaleza y que, incluso, pueda integrar espacios culturales y comerciales que convivan con ella sin que la eliminen.

Aunque sea difícil interiorizarse en lo que especifica un plan regulador, estos procesos son aprendizajes democráticos para fortalecer la planificación urbana. San Pedro de la Paz tiene la oportunidad de decidir en el próximo plebiscito si quiere más equipamiento comerciales o más parques en su comuna, ¿cuántas ciudades tienen esta oportunidad?

FUENTE: EL DESCONCIERTO