Patrimonio y desarrollo urbano sustentable: Algunos desafíos

FernandoPerezPor Fernando Pérez / Investigador principal del cluster Entorno Construido.

Tradicionalmente y no sin razón, los planes urbanos han sido asociados a visiones de futuro. Por el contrario, la conservación del patrimonio, especialmente desde su emergencia sistemática  durante el siglo XIX, se entendió como una salvaguardia del pasado frente a los avances de un presente amenazante. Ambos corrían, por tanto, por carriles separados, manteniendo, en los mejores casos, relaciones civilizadas y hasta cordiales.

Hacia fines del siglo XX y durante lo que va corrido del presente, se han producido cambios fundamentales en la manera de comprender y pensar el patrimonio. Entre ellos, un énfasis en sus dimensiones culturales e inmateriales y una extensión de la noción misma de patrimonio hacia objetos y dominios nuevos y considerablemente más amplios. A todo ello, hay que sumar el hecho indiscutible que la defensa del patrimonio ha comenzado a jugar un nuevo rol social y político, rebasando el ámbito de “expertos” en el cual se mantuvo por mucho tiempo.

Es tal vez por todo ello, que los autores de la nueva Política Nacional de Desarrollo Urbano consideraron conveniente incluirlo como uno de sus elementos fundamentales. Valorar el entorno físico y las culturas locales, así como gestionar adecuadamente el patrimonio urbano, se convirtieron  entonces en objetivos centrales de dicha política.  Con ello, se expresa, por una parte, una voluntad política y se reconoce, por la otra, un hecho de importancia social y cultural ineludibles.

Muchos son los desafíos –técnicos, institucionales, económicos y políticos- que de este hecho se derivan. La conservación del patrimonio adquiere una nueva escala que supera la conservación de monumentos puntuales anteriormente dominante. ¿Cómo enfrentar este fenómeno? ¿Cómo dialogan conservación y renovación urbana? ¿Cuáles son las demandas de sustentabilidad exigibles al patrimonio urbano? ¿Cuáles los costos y los beneficios derivados de conservarlo?

Estas y otras preguntas tendrán que ir siendo respondidas en un futuro próximo. Responderlas exigirá conocimiento e imaginación. Como lo han demostrado contactos realizados con la comunidad en diversas ciudades estudiadas por CEDEUS, el desarrollo urbano sustentable incluye hoy día al patrimonio como un elemento fundamental.