Plataforma de información comunal: Vulnerabilidad Socioambiental a Coronavirus en Chile

14 de julio 2020/ En un esfuerzo por visualizar territorialmente las desigualdades socioambientales que pueden incidir en el impacto del Coronavirus, el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable, gracias al apoyo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston, construyó una plataforma que permite seguir la evolución del COVID-19 a nivel comunal, como también observar cuáles son las principales características socioambientales de la población en el territorio. 

El Coronavirus ha generado impactos negativos sobre la salud, economía, y calidad de vida de las personas a nivel mundial y también en Chile. Distintos factores sociales, económicos, de salud y ambientales afectan la vulnerabilidad y capacidad de respuesta de las comunidades ante esta pandemia.

Más aún, los grupos más vulnerables de la sociedad presentan tasas más elevadas de contagio, más gravedad en la enfermedad y mayor probabilidad de morir con motivo del COVID-19. Es por ello que  Vulnerabilidad Socioambiental a Coronavirus en Chile es una herramienta que busca contribuir a la visualización de los riesgos y su distribución territorial.

“Identificamos la necesidad de presentar la información más relevante sobre la evolución de la epidemia en Chile mostrando el escenario a nivel local para que las comunas puedan identificar claramente cuáles son sus  condiciones de vulnerabilidad y riesgos”, señala Sandra Cortés. profesora de la Escuela de Salud Pública UC e investigadora CEDEUS, quien lideró esta iniciativa. 

La plataforma cuenta con información acerca del número de casos de COVID-19 y la mortalidad de la enfermedad a nivel comunal, y también, con indicadores socio ambientales tales como  Vulnerabilidad en Salud, Vulnerabilidad Socioeconómica, Vulnerabilidad en Vivienda, Vulnerabilidad para cumplir aislamiento en cuarentena y Vulnerabilidad Ambiental. Para cada dimensión se presentan indicadores generados con bases de datos de acceso público desplegados en un mapa con todas las comunas del país.

De esta forma se presenta una radiografía territorial con múltiples aristas. Por ejemplo, además de conocer la evolución del Coronavirus en una comuna, es posible identificar cuál es el nivel de hacinamiento, la calidad del aire, el nivel de pobreza multidimensional y la prevalencia de enfermedades respiratorias y cardiovasculares  en la misma comuna, entre otros datos disponibles en bases abiertas. 

Vulnerabilidad socioambiental al Coronavirus en Chile fue posible gracias al apoyo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston que compartió la metodología utilizada en la plataforma Vulnerability in Massachusetts during COVID-19 Epidemic. Raquel Jiménez, doctorante de dicha universidad y quien trabajó en la implementación de la plataforma comenta que “en todo el mundo, el impacto desigual del coronavirus a través de grupos raciales, demograficos y socioeconomicos ha dejado en evidencia la importancia de los determinantes sociales y ambientales de la salud en la evolución de la pandemia”

Y agrega: “La plataforma desarrollada por nuestro grupo de investigación en la Universidad de Boston fue de gran utilidad para la población y gobiernos locales en la identificación de localidades vulnerables. Quisimos aprovechar esta experiencia en colaboración con CEDEUS, ya que, dadas las condiciones de desigualdad social y ambiental que existen en Chile, nos pareció relevante poner esta información a disposición de la comunidad de manera clara y geográficamente explícita, y ayudar a integrar el tema de la vulnerabilidad socioambiental a la conversación en torno a la pandemia en nuestro país”

“Esperamos que esta plataforma sea útil para el monitoreo de la ciudadanía sobre la  evolución de la epidemia y la visualización de los riesgos en el territorio. Y también que sea útil para que autoridades locales tengan antecedentes de manera expedita para identificar  áreas donde se puedan priorizar actividades de salud vinculadas a COVID-19 o bien donde fortalecer programas sociales o de otro tipo, según la existencia o no de grupos de personas más susceptibles o que necesiten más soporte ante la epidemia”, comenta Sandra Cortés.