¿Qué infraestructura mejora la percepción de seguridad en los barrios? Estudio CEDEUS aplica novedosa metodología para averiguarlo

Qué tan seguros se sienten los habitantes de un barrio y cómo mejorar esa percepción, fueron algunas preguntas del estudio “Lineamientos para el diseño de espacios públicos seguros” realizado por CEDEUS en conjunto con el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales IEUT UC, el SERVIU Región Metropolitana y Urban Experiment en la Villa Marta Brunet de Puente Alto.

 

La investigación empleó una inédita metodología que permite medir el impacto de intervenciones públicas de manera experimental. Pablo Navarrete, investigador posdoctoral de CEDEUS y del IEUT UC, explica que: “Se tomaron fotografías de todo el barrio cada 30 metros y se generaron imágenes simuladas con las posibles intervenciones del plan de regeneración del SERVIU con el software de Urban-Experiment”.

Y precisa: “la gente evaluó su percepción de seguridad en 20 fotografías y esto nos permitió generar un mapa conjunto que identifica los lugares donde se concentra la sensación de inseguridad y las alternativas más efectivas para mejorar la percepción de seguridad para esa comunidad.”

El estudio realizado al alero del programa de Regeneración Urbana del Serviu Metropolitano de Santiago, entregó resultados que permitirán orientar las inversiones en materia de seguridad vecinal y prevención situacional. Dicho plan propone 16 intervenciones, entre ellas mejorar los patios entre bloques de vivienda con espacios comunes de calidad, mejorar la iluminación del sector y cerrar los condominios con muros verdes. 

La información obtenida con las encuestas  indican que, de aplicarse todas las intervenciones del Plan de Regeneración Urbana, la percepción de seguridad de las personas mejoraría, en general, en 34,7%, un tercio más respecto a la situación base. Llama la atención que algunas propuestas, como mejorar los patios comunes de los edificios, pueden mejorar la percepción de seguridad en un 200% para los habitantes de dichos edificios. 

Sin embargo, hay diferencias significativas en la percepción de inseguridad en hombres y mujeres. En este sentido, los hombres perciben el lugar como más seguro y las intervenciones propuestas los impactan de mayor manera. Por ejemplo, mientras para los hombres el plan de regeneración mejora la percepción de seguridad en un 35,1% para las mujeres el impacto del plan es un tercio menos.

“Nos sorprendió la marcada diferencia de género en la percepción de inseguridad. Mientras que para ambos sexos el barrio era inseguro, para las mujeres lo era mucho más, y  menos proyectos logran reducir esa percepción de temor. Ello revela la importancia de incorporar una mirada de género en estos proyectos”, señala Pablo Navarrete.

Este estudio es una aproximación urbana a la llamada “Política Basada en Evidencia” galardonó con el premio Nobel de economía 2019 a investigadores del MIT. “Esta aproximación científica para intervenir la ciudad nos permite entender con precisión dónde intervenir, qué hacer y medir el impacto que tendrán inversiones antes de que ocurran. Por lo tanto ayuda a cautelar que  cada peso que se invierte efectivamente transforma la vida de las personas. Sería muy positivo que las distintas agencias del Estado integrarán este tipo de metodología para evaluar sus intervenciones de seguridad”, explica el investigador.